Cada vez se diagnostican más casos de cataratas. Es una consecuencia lógica del aumento de la esperanza de vida y, tal como hemos dicho en más ocasiones, es la primera causa de discapacidad visual a nivel mundial. Lo bueno es que este problema suele tener solución y en la mayoría de los casos, esta pasa por la cirugía.

Millones de personas en todo el mundo han visto como su calidad de vida mejoraba después de la cirugía de cataratas. Realmente se trata de una intervención muy sencilla, pero es normal que surjan dudas antes de someterte a ella. Vamos a tratar de resolver algunas de las más comunes.

¿Qué son las cataratas?

Ya hemos publicado un artículo sobre este tema que puedes consultar para conocer todos los detalles, pero te vamos a hacer un resumen: las cataratas son una consecuencia del paso de los años y se producen cuando el cristalino empieza a perder transparencia. Es la lente natural de nuestro ojo y cuando sus proteínas se descomponen, nuestra visión se vuelve borrosa. Si no se tratan a tiempo, pueden acabar provocando ceguera.

¿Cuándo debo operarme de cataratas?

El momento adecuado nos lo indicará el especialista, por eso es importante someterse a revisiones periódicas a partir de los 40 o 45 años. A nivel técnico, la intervención es recomendable cuando la pérdida de agudeza visual es igual o menor a 0,5. Si controlamos su evolución, sabremos perfectamente cuándo conviene recurrir a la cirugía. Retrasar la operación sólo traerá más problemas.

¿En qué consiste la cirugía de cataratas?

Como ya te hemos dicho, se trata de una intervención muy sencilla. En la mayoría de los casos, el oftalmólogo extrae el cristalino del ojo y lo sustituye por una lente artificial.  Lo hace mediante una incisión muy pequeña, de apenas 2 milímetros, con tecnología láser. Por norma general, debes saber que se trata de un procedimiento totalmente seguro.

¿Qué lente me van a implantar con la cirugía de cataratas?

Antes de la intervención, el especialista realizará una ecografía de tu ojo para determinar el tipo de implante intraocular que más te conviene. Pueden ser de plástico, acrílico o silicona y algunas incluso están preparadas para bloquear los rayos ultravioleta.

Actualmente existen lentes monofocales o multifocales. Con las primeras, suele ser necesario usar gafas para leer y con las segundas, dependerá del paciente, aunque suelen dar buen resultado. También existen lentes de corrección del astigmatismo que pueden ayudar a reducir ese problema de visión. 

Cirugía de cataratas

¿Cuánto tiempo dura una intervención de cataratas?

La intervención dura menos de una hora y el especialista la realiza, además, de forma ambulatoria. Es decir, puedes volver a tu casa en el mismo día y no es necesario que te quedes en el hospital después de la cirugía. Si tienes que operarte de los dos ojos, es probable que te recomiende esperar una o dos semanas entre ambas intervenciones.

Si me opero de cataratas, ¿me van a anestesiar?

Podríamos decir que sí, pero normalmente no se trata de una anestesia general. Se aplica una anestesia local mediante unas gotas en el ojo y una leve sedación para minimizar las molestias. 

¿Qué riesgos implica una operación de cataratas?

En el 95% de los casos, la intervención se resuelve sin mayores complicaciones. Cuando aparecen, suelen estar ligadas a otro tipo de dolencias y se presentan generalmente en forma de inflamación, infección o un pequeño sangrado. También puede aparecer una catarata secundaria, pero este problema suele resolverse mediante una breve e indolora intervención con láser.

¿Qué precauciones debo tomar tras una cirugía de cataratas?

Es aconsejable acudir a la intervención con algún acompañante para volver a casa, ya que no vas a poder conducir. Conviene, además, contar con una persona que te pueda asistir en los días posteriores, en los que debes guardar reposo. Protégete de los rayos ultravioleta con unas gafas de sol homologadas y evita frotar tus ojos, aunque sientas molestias o escozor. Utiliza adecuadamente las gotas que te van a prescribir y sobre todo, no faltes a las citas de seguimiento con tu especialista.

¿Cuánto tiempo tengo de baja después de la intervención de cataratas?

En caso de que el paciente realice un trabajo que no requiera esfuerzo físico, el tiempo de baja laboral oscila entre los dos o tres días. En caso contrario, deberá seguir las recomendaciones del médico para saber qué es lo más conveniente.

¿Cuánto se tarda en volver a ver bien después de una operación de cataratas?

Aunque la baja laboral dura apenas unos días, la recuperación física total después de la intervención puede demorarse hasta seis u ocho semanas, dependiendo del paciente. La agudeza visual va aumentando de manera progresiva, notándose un avance más notorio en las primeras dos o tres semanas.

¿Voy a necesitar gafas después de la cirugía de cataratas?

La mayoría de los pacientes las tienen que usar, pero debemos tener en cuenta que suele tratarse de personas de edad avanzada que ya las necesitaban antes de que apareciera el problema. Cuando tus ojos se hayan recuperado totalmente, el especialista te indicará cuáles son las lentes que puedes necesitar.

¿La cirugía de cataratas puede corregir otros problemas de la visión?

Mediante la implantación de una lente intraocular específica y personalizada para el paciente, la intervención puede ayudar a disminuir la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo. La graduación será la que requiera cada caso.

¿Se pueden operar las cataratas y el glaucoma a la vez?

La decisión está en manos del oftalmólogo, pero técnicamente es posible, ya que ambos problemas se resuelven mediante una intervención con láser. Ahora bien, cada caso es diferente y es probable que se opte por tratamientos individualizados para garantizar la salud del paciente.

Estas son las dudas más comunes que nos suelen trasladar las personas que se van a someter a una intervención de cataratas, pero sabemos que hay muchas más cuestiones que te pueden preocupar. Si quieres saber alguna cosa más, no tengas reparo en preguntarnos.

En cualquier caso, te recomendamos que acudas periódicamente al especialista para controlar tu salud ocular. Revisar tu vista con frecuencia es la mejor manera de detectar a tiempo problemas como las cataratas. Como puedes ver, no hay motivos para tenerle miedo a la cirugía.

Todo lo que necesitas saber sobre la cirugía de cataratas
Etiquetado en: