LOS AUDÍFONOS, ALIADOS CONTRA EL DETERIORO COGNITIVO

¿Hasta qué punto una buena audición puede influir en el funcionamiento del cerebro? Estudios recientes han demostrado que existe una relación directa entre la pérdida de oído y la pérdida de memoria. 

Los audífonos evitan el deterioro cognitivo. Que una persona sufra hipoacusia o reducción de la sensibilidad auditiva no significa, necesariamente, que vaya a desarrollar algún tipo de deterioro cognitivo. Es un factor de riesgo como otros tantos, pero precisamente por eso es importante acudir a un especialista en caso de sospecha. Suele ser un problema para el que existe solución y en edades avanzadas, los audífonos pueden ser de gran utilidad para prevenir demencias como el Alzheimer.

¿Cuál es la relación entre el oído y la memoria?

Las evidencias son múltiples y las investigaciones desarrolladas en los últimos tiempos no han hecho más que confirmarlo. El cerebro tiene un límite y cuando se ve en la obligación de hacer un esfuerzo extra para darle sentido al mundo (interpretando los sonidos que percibimos a través del oído, por ejemplo) pierde la capacidad de desempeñar ciertas tareas. Las personas que no corrigen la pérdida auditiva reducen su actividad mental y van dejando morir, en sentido literal, una parte del cerebro que desempeña funciones importantes. 

De acuerdo con un estudio de la Universidad Johns Hopkins (Baltimore, Estados Unidos), las personas con pérdida auditiva grave tienen un 24% más de probabilidades de experimentar un deterioro cognitivo en áreas como la memoria, la planificación y la concentración. Esto implica un riesgo notablemente superior de desarrollar demencia o Alzheimer que el de las personas con audición normal.

¿Los audífonos permiten frenar el deterioro cognitivo?

La pérdida de oído provoca que las personas vayan ‘desconectando’ de su entorno, llevando a una situación de aislamiento social que implica graves perjuicios para la salud, acelerando los procesos de deterioro cognitivo y demencia. Por este motivo, un audífono es mucho más que una prótesis para mejorar el oído de una persona. Es una herramienta que le va a permitir recuperar sonidos que creía olvidados y la va a conectar de nuevo, de alguna manera, con el mundo que le rodea. 

En Francia, un equipo de investigadores de la Universidad Victor Segalen (Burdeos) realizó un seguimiento a casi 3.800 personas durante un periodo de 25 años. A lo largo de todo ese tiempo, pudieron comprobar como aquellas que perdían audición y no utilizaban audífonos tenían una mayor propensión a sufrir demencia. Los usuarios de prótesis auditivas, en cambio, no tenían un riesgo mayor en comparación con las personas que no padecen hipoacusia. Se estima que el uso de esta herramienta puede ralentizar en un 75% el proceso de deterioro cognitivo.

¿Cómo sé si sufro pérdida auditiva?

La hipoacusia, por norma general, no se presenta de la noche a la mañana. Los síntomas suelen ir apareciendo de manera gradual, por eso en muchas ocasiones no somos conscientes de que estamos perdiendo audición. Nos vamos acostumbrando a oír peor y sólo nos damos cuenta del problema cuando nos lo advierten nuestros familiares o amigos. Aún así, existen una serie de indicios que nos pueden hacer sospechar, sobre todo a partir de los 50 años de edad. Presta especial atención a estos siete:

  1. Poner más alto el volumen de la radio o la televisión.
  2. No oír cuando llaman al timbre o a la puerta.
  3. Dar respuestas distintas a las preguntas que nos hacen.
  4. Pedirles a nuestros interlocutores que nos repitan lo que acaban de decir.
  5. Tener problemas para mantener una conversación telefónica.
  6. Sentir molestias con algunos sonidos fuertes.
  7. Notar pitidos o zumbidos constantes en los oídos o la cabeza.

¿Cuándo debo empezar a utilizar audífonos?

Mientras la pérdida de audición sea leve, es recomendable realizar revisiones periódicas anuales para controlar la evolución y será el especialista quien determine el momento en que conviene empezar a utilizar prótesis. Si se empiezan a utilizar a tiempo, los audífonos ayudarán a frenar la degradación de la audición y en cierta medida permitirán restaurar el daño ocasionado. Cuando la pérdida es severa, el uso de audífonos se convierte en imprescindible para evitar el total aislamiento, pero seguirán existiendo dificultades para seguir una conversación de forma natural. Los audífonos evitan el deterioro cognitivo

¿Sospechas que puedes estar sufriendo hipoacusia? No lo dudes, acude a un centro especializado. Te van a sacar de dudas y si lo necesitas, te van a ofrecer una solución para tus dificultades auditivas. Detectarlas a tiempo es importante, recuerda que el uso de audífonos puede prevenir problemas más graves en edades avanzadas.

Si quieres, estamos a tu disposición ayudarte. Podemos hacerte un examen audiológico completo y contamos con distintos tipos de prótesis auditivas adaptadas a tus necesidades, muy discretas y apenas perceptibles para el resto de la gente. Estamos en Arteixo (A Coruña), en la calle Ángel del Castillo López, 1. Pide cita pinchando aquí.

LOS AUDÍFONOS, ALIADOS CONTRA EL DETERIORO COGNITIVO
Etiquetado en: